Patrimonio El paso de la oscuridad a la luz

7 min

El inimitable TAG Heuer Only Watch Carbon Monaco, en el centro de las miradas.

Cada dos años, el universo de la relojería de lujo se reúne con motivo de un evento exclusivo: Only Watch. Hasta la fecha, esta subasta para recaudar fondos, que llega a su novena edición, ha superado los 70 millones de euros, destinando el 99% de los ingresos a la investigación de la distrofia muscular de Duchenne (DMD). Organizado con el respaldo de Su Alteza Serenísima Alberto II y por iniciativa de Luc Pettavino, antiguo director general y accionista de Monaco Yacht Show, el evento Only Watch se ha convertido en un acontecimiento de referencia para la industria, congregando a relojeros de alta gama de todo el mundo por una causa justa e inspirando un regreso dedicado al savoir-faire.

Para TAG Heuer, Only Watch es una fecha muy destacada en el calendario de la industria, no solo por su admirable propósito, sino por la forma en que moviliza a nuestros equipos como un auténtico proyecto interdisciplinario. Este evento reúne todos los departamentos y conocimientos, dando lugar a la colaboración y la conversación de formas novedosas y emocionantes, y nos empuja a superar nuestros límites creativos y técnicos. Nos impulsa a reinventar la rueda (o el reloj), por así decirlo.

Hemos hecho todo lo posible a la hora de crear el TAG Heuer Only Watch Carbon Monaco para la subasta de este año, recurriendo a los expertos de nuestra Manufactura y a estimados colaboradores externos para diseñar y crear un reloj inimitable y exclusivo, forjado en fibra de carbono negra. El TAG Heuer Only Watch Carbon Monaco es, en definitiva, un reloj visionario que sirve de eslabón entre nuestra historia y el futuro. Acompáñenos en un viaje en el que analizaremos su concepción y su diseño.

El fruto del trabajo en equipo

¿Cómo puede una marca de relojes de lujo crear un reloj tan espectacular y original, capaz de detener el tiempo y la respiración en la subasta de Only Watch? Como dice el dicho, se necesita todo un pueblo… o numerosos miembros de un talentoso equipo, como es nuestro caso. Tratándose del TAG Heuer Only Watch Carbon Monaco de este año, una reinterpretación del misterioso Monaco de la década de 1970, nuestros expertos destacan por su visión y su artesanía. (Consulte este artículo sobre el reloj original y su legado para más información) Tanto en lo que se refiere al movimiento del reloj, al «habillage» (todos los componentes, salvo el movimiento, que se unen para conformar un reloj) o a la dirección creativa, este proyecto se ejecutó con gran habilidad y con absoluta perfección.

Tras meses de trabajo en equipo y desarrollo, en los que los diseñadores, ingenieros y socios de TAG Heuer (más adelante se hablará de nuestras colaboraciones) se volcaron en el proyecto, nació el TAG Heuer Only Watch Carbon Monaco. Gracias a su inigualable savoir-faire, este reloj está equipado con el movimiento cronógrafo automático de Manufactura Heuer 02, un calibre de fabricación suiza con una reserva de marcha de 80 horas: todo un homenaje a la relojería de alta gama y altas prestaciones.

Nuestros propios relojeros han descrito este proyecto como una experiencia enriquecedora que les ha permitido colaborar y conocer mejor a sus colegas de forma inesperada, así como alcanzar nuevas y emocionantes cotas de creatividad.

Recursos humanos (y técnicos)

En TAG Heuer, conocemos a la perfección nuestras competencias principales, la experiencia de nuestra Manufactura. Después de todo, llevamos perfeccionando el arte de la relojería desde 1860. También sabemos a qué socios de confianza podemos recurrir para complementar nuestro savoir-faire.

Para la fabricación del TAG Heuer Only Watch Carbon Monaco y de su espectacular esfera esqueleto (tallada en carbono, por supuesto), hemos colaborado con nuestro prestigioso socio ArteCad y con sus grandes especialistas en esferas. Han sido capaces de elaborar una esfera espectacular, una obra maestra estructural, perfectamente legible y estanca, a partir de una sola pieza de fibra de carbono. Se trata de la primera esfera abierta de la historia del reloj TAG Heuer Monaco, toda una pieza exclusiva con una geometría que rinde homenaje al estilo art déco del marco del Monaco original.

Para conseguir darle un toque muy especial pintado a mano, contactamos con el micropintor André Martínez, que vive en Le Locle, a pocos kilómetros de nuestra sede, ubicada en la ciudad suiza de La Chaux-de-Fonds. André pintó a mano la singular masa oscilante, con la forma del escudo de TAG Heuer, del movimiento con una fina línea que pasa del naranja a un amarillo degradado: un tributo a los colores de Only Watch 2021.

Para sublimar el movimiento del reloj con un acabado extraordinario, hemos colaborado con Artime SA, líder en la industria de las técnicas decorativas. El TAG Heuer Only Watch Carbon Monaco adoptó su forma final tras nada menos que 10 tipos de acabados realizados a mano. El efecto más visible es el generado por la decoración graté, que crea el motivo de la bandera a cuadros, visible en los puentes del movimiento que, a su vez, cuentan con otros grabados diferentes.

Para dar una mayor sensación de profundidad, el movimiento también presenta otras técnicas de acabado realizadas a mano como el angulado, pulido en negro, amolado circular, amolado recto, perlado, acaracolado, arenado, grabado chevron y acabado con efecto «rayos de sol». A esto se añaden 25 horas de acabado manual adicional para conseguir un reloj digno de Only Watch.

El puente ha sido decorado con una técnica realizada a mano con el diseño de una bandera a cuadros. El acabado vertical crea un primer conjunto de cuadros que se combina con el horizontal para recrear una sensación de luz al observar el reloj.

El pasado, el presente y el futuro

Con el amplio catálogo de relojes fascinantes de TAG Heuer en los que inspirarse, la Maison optó por el mítico Monaco con caja con tratamiento de PVD negro, la referencia 74033N, conocida entre los coleccionistas como «Dark Lord» (El Señor oscuro). ¿El resultado? Un extraordinario reloj que sintetiza cinco décadas de herencia relojera con las técnicas contemporáneas más avanzadas.

El característico escape de carbono, que aumenta drásticamente la precisión del movimiento, es una verdadera innovación técnica desarrollada recientemente por el grupo LVMH. Nuestra exclusiva reinterpretación del Dark Lord original lleva este elemento de carbono a un nuevo nivel.

TAG Heuer ya ha utilizado antes la fibra de carbono para la caja de un reloj Monaco, como el Monaco Bamford de 2018, pero el TAG Heuer Only Watch Carbon Monaco es un reloj único diseñado explícitamente para llevar el mayor fondo de caja de cristal de zafiro jamás visto en un Monaco.

La esfera rinde homenaje a nuestro linaje relojero a través del trabajo con ArteCad. Se han aplicado técnicas de fresado y perforado para conseguir las formas llamativas que se extienden por la esfera del reloj, como la amortiguación de los chasis de los coches de carreras: una referencia sutil al indiscutible papel de TAG Heuer en la evolución del automovilismo moderno. Además, el hecho de que la esfera de fibra de carbono cuente con un acabado manual supone una fascinante yuxtaposición entre las esferas abiertas tradicionales y el modelo de fibra de carbono contemporáneo.

Este reloj representa un vínculo tangible entre la historia y el futuro de TAG Heuer con guiños al pasado a través de una perspectiva de futuro. Fijémonos, por ejemplo, en la correa del TAG Heuer Only Watch Carbon Monaco. Se trata de una correa de piel que reinterpretaba el icónico brazalete de metal del Monaco, pero en piel curva. Para crearla, fue necesario un proceso sumamente técnico que incluye la creación de una membrana tridimensional, algo que habría sido completamente imposible hace solo unos años.

Cada dos años, Only Watch nos brinda la oportunidad de rediseñar y reinventar una versión de un reloj de alta gama. Con el TAG Heuer Only Watch Carbon Monaco, miramos hacia atrás en nuestra historia para proyectarnos hacia el futuro de la relojería.

La novena edición de la subasta Only Watch tendrá lugar en Ginebra el 6 de noviembre de 2021. Visite la página web oficial para obtener más información.