Patrimonio El pasado sigue presente

TAG Heuer es conocido por su imparable dedicación a la innovación y la creación. Aunque no nos olvidamos del futuro de la relojería, adoptando un enfoque vanguardista tanto en diseño estético como en la ingeniería, también nos sentimos apasionados por la historia. Nuestro pasado es tan importante como el presente. Por este motivo, contamos con un equipo dedicado a la restauración de creaciones del legado en nuestra manufactura suiza.

Ofrecemos servicios de restauración de la más alta calidad para relojes TAG Heuer históricos y vintage. Tanto si ha heredado una reliquia familiar de generaciones pasadas como si es un experto en relojes antiguos con una nueva pieza para su colección, puede contar con nosotros. Podremos devolver su reloj a su estado original gracias a nuestros talleres especializados en piezas del legado, sin importar si se trata de volver a fabricar alguno de los componentes o de llevar a cabo una reparación completa. Nuestro equipo, formado por siete expertos en el cuidado de relojes vintage, restaura unos 1200 relojes al año.

Pero una imagen vale más que mil palabras, así que si quiere ver de lo que son capaces nuestros equipos de restauración, compare las siguientes fotografías de antes y después. ¿Qué relojes nos acompañarán en este viaje en el tiempo?

Heuer Autavia Dial 2446 – Restauración completa

Heuer Cronógrafo 750.501 – Restauración de la esfera de cromo negro

Silverstone Dial Heuer 110.313 – Restauración completa

¿En qué se diferencian la reparación y la restauración?

Puede que parezca una distinción sencilla, pero a la hora de hablar de relojes, las cosas son algo más complicadas (y eso antes de llegar a las «complicaciones» para expertos). En TAG Heuer, tanto las restauraciones como las reparaciones comienzan con un análisis exhaustivo a manos de nuestros especialistas en piezas del legado, quienes, de forma similar a un médico, elaboraran un diagnóstico y un plan de acción o tratamiento. En el caso de la restauración, podríamos, por ejemplo, sustituir una pieza faltante que se haya dejado de producir. Esto significa recrear una réplica históricamente exacta que funcione como lo haría el componente anterior en el conjunto original. Para garantizar una reconstrucción impecable, llevamos a cabo una investigación exhaustiva y detallada, manteniendo la pátina y el aspecto auténticos de su reloj.

Por otro lado, las reparaciones pueden consistir en la incorporación de nuevos ajustes al reloj original, como una especie de lavado de cara en el que tanto el reloj como su mecanismo son revisados con la máxima precisión. Nuestro objetivo es conservar su preciada pieza de la manera más cuidadosa e históricamente exacta, garantizando al mismo tiempo una precisión inquebrantable.

Pero los entusiastas de la historia de nuestro departamento de Legado no solo son expertos relojeros con dedos mágicos, sino que también se encargan de conservar y archivar todos los modelos de la Maison. De este modo, disponemos de un amplio registro de modelos históricos y somos capaces de identificar los relojes fabricados por TAG Heuer y Heuer, realizar un «diagnóstico» y comprobar su autenticidad. También proporcionamos documentos de análisis de relojes, utilizados, entre otros, por coleccionistas y subastadores, para ayudar a la identificación de piezas originales inusuales.

¿Quiénes pueden beneficiarse de nuestros servicios de reparación y restauración?

Muy fácil: ¡todo el mundo! Todos los propietarios de modelos vintage o antiguos de TAG Heuer o Heuer podrán solicitar una valoración, reparación o restauración en nuestra sede central en Suiza. Esto le permite conservar el valor de su reloj durante toda su vida y para las generaciones venideras. La forma más segura de hacernos llegar su reloj es llevarlo a una boutique TAG Heuer oficial, que se hará cargo de los gastos de envío. Cada reloj debe ser valorado de forma individual, un relojero experto determinará el presupuesto de los servicios propuestos. En función de las intervenciones necesarias, este proceso podría tardar unos meses desde que nos entregue su reloj hasta que procedamos con su devolución.

En TAG Heuer, nuestro departamento de Legado y el Instituto de Investigación y Desarrollo desempeñan una labor esencial en la creación de las colecciones actuales. Día tras día, nos inspiramos en nuestra rica historia y utilizamos nuestro amplio archivo como una especie de «laboratorio de aprendizaje», mejorando todos y cada uno de nuestros relojes. Estudiamos nuestros movimientos a través del tiempo, aprovechando nuestros éxitos y aprendiendo de nuestros errores (por ejemplo, comparando materiales y descubriendo cuál tiende a desgastarse antes), para desarrollar los mejores relojes del futuro. ¿En resumen? Nuestro pasado está muy presente y nos ayuda a lograr una excelencia inigualable para el día de mañana.